Saltar al contenido

Pon en práctica estos consejos para causar una buena primera impresión

Una buena primera impresión es determinante. En ese primer encuentro tu interlocutor se hará una primera idea acerca de la persona con la que está tratando. Puede que incluso esa interacción sea la que marque el comienzo de una relación personal o profesional.

primera impresion

Lo que está claro es que solamente tienes una oportunidad de causar una buena primera impresión. ¿Te gustaría aprovecharla? Entonces presta atención a los siguientes consejos.

Por cierto: Éstas y otras muchas ideas aparecen en el libro Convence en 90 segundos de Nicholas Boothman, un ex fotógrafo de moda de prestigio internacional que además es experto es programación neurolingüística.

Cuando caes bien, la gente ve lo mejor de ti

causar buena impresion

Esta premisa es sencilla y es la base de toda interacción: cuando caes bien, la gente ve lo mejor de ti. Cuando caes mal, la gente tiende a ver lo peor.

Por eso estos consejos van encaminados a buscar una conexión con la otra persona de manera que podamos interferir de forma subconsciente en su forma de pensar acerca de nosotros. ¿Listo? A por ellos.

Si quieres, también puedes “ver” este artículo y otros en mi canal de Youtube


Míralo a los ojos

mirar a los ojos

Cuando conozcas a alguien, míralo a los ojos y sonríe. De esa forma estarás expresando interés y sinceridad de forma no verbal. El contacto visual envía a la otra persona una señal inconsciente de confianza. Tu mirada irradia autoridad y dota de dirección y significado a tu mensaje personal.

Pero cuidado, porque la mirada puede jugarte una mala pasada. La mirada fija o altiva puede expresar superioridad y hostilidad. Por otro lado, desviar la mirada durante una conversación trasmite debilidad.

Tu mirada es una herramienta muy potente para convencer. Pero tampoco te vuelcas loco. Simplemente comprende que tu mirada debe ser sincera y natural. Con eso es suficiente.

– Alberto, conozco la teoría pero luego se me olvida hacerlo cuando conozco a alguien.

mirar a los ojos

A mí al principio me pasaba exactamente lo mismo. Sabía que mirar a los ojos a la gente era una buena idea pero luego lo olvidaba en el momento de conocer a alguien. Te propongo un juego:

Durante una semana, anota mentalmente el color de los ojos de las personas con las que te encuentres. En tu casa, en el trabajo, incluso por la calle. De esta manera te acostumbrarás a mirar a los ojos de las personas con las que te encuentres y aumentarás tu autoconfianza.

Parece un juego tonto, pero es una práctica muy efectiva. Poco a poco mejorarás el contacto visual con las otras personas hasta que lo acabes haciendo de forma inconsciente.

Adáptate a tus interlocutores

una primera impresion

Una de las claves para causar una buena primera impresión en las otras personas es hacer que se sientan cómodas contigo. Aquí, lo importante es adaptar nuestros comportamientos conscientemente a la actitud, expresión y gestos de la otra persona. Si conseguimos ajustar nuestras señales no verbales para que nuestro interlocutor se sienta cómodo, seguro y confiado, tendremos mucho terreno ganado.

Conecta con la naturaleza humana

Los seres humanos tenemos una serie de características comunes, que han sido estudiadas científicamente en multitud de ocasiones. Vamos a tratar de atacar esas características en nuestro favor para estimular juicios inmediatos que nos sean favorables. Estos son algunos ejemplos: 

Atracción innata

causar una buena primera impresion

Los seres humanos nos sentimos atraídos por quienes desprenden salud y vitalidad, por las personas que aportan energía. Asegúrate de tener la actitud correcta antes de ir a saludar a alguien por primera vez. Juega con el lenguaje para articular frases con connotaciones positivas y evita los puntos de vista negativos acerca de cualquier tema.

No invadas su espacio personal

no invadir espacio personal

Todos tenemos en mente esa típica persona que llega y nos hace sentir incómodos porque se acerca demasiado a nosotros, incluso puede que nos coja del hombro o nos toque excesivamente. 

Los seres humanos estamos programados para sentirnos mal cuando alguien invade nuestro espacio personal. Así que conviene que no lo hagamos cuando estamos conociendo a una persona. Las intrusiones inesperadas son negativas, sobre todo si se dan por sorpresa.

Utiliza un lenguaje corporal abierto

lenguaje corporal

Al saludar a alguien, inclínate hacia adelante mostrando interés por la persona. Si te sientas, hazlo de forma erguida, relajando los hombros.

No cruces los brazos ni las piernas mientras hablas con la otra persona. Evita cerrar los puños. Mantén tus manos abiertas y relajadas, y nunca manosees algo de forma nerviosa. De esta manera evitarás transmitir sensaciones negativas como la incomodidad, el rechazo o la aprensión.

Mantén un feedback constante y trata de ser sutil

feedback positivo

El feedback es la reacción que muestras a lo que oyes. Como te imaginarás, a tu interlocutor no le gustará hablar con la pared, de modo que toda reacción por tu parte va a fortalecer la conexión entre vosotros. Puedes asentir con la cabeza, sonreír, etcétera. 

Entrena tu sutileza. ¿Cuál es la reacción mínima que puedes expresar? Cuanto mayor nivel de sutileza muestres, más intimidad logras con la otra persona. La sutileza irradia confianza.

Hazlo así para convencer en 90 segundos

Si quieres descubrir más trucos y consejos para causar una buena primera impresión, no te pierdas el libro Convence en 90 segundos de Nicholas Boothman.



Pon en práctica estos consejos y convence a quien se te ponga por delante. Seguro que tú tienes tus propios trucos, ¿nos los cuentas en los comentarios?

Información para Google
Pon en práctica estos consejos para causar una buena primera impresión
Nombre del artículo
Pon en práctica estos consejos para causar una buena primera impresión
Descripción
Una buena primera impresión es determinante. En ese primer encuentro tu interlocutor se hará una primera idea acerca de la persona con la que está tratando. Puede que incluso esa interacción sea la que marque el comienzo de una relación personal o profesional.
Autor
Publicado por
Alberto Lezaun
Logo